Bolsos de viaje. Tu alternativa para el viaje corto

En Maletas Viajeras llevamos muchos años dedicados al mundo del viaje y de la comodidad para el viajero. Nuestra misión siempre ha sido recomendar las mejores ideas, equipamiento o accesorios para todos los que amáis el maravilloso hobbie de descubrir nuevos territorios. En este caso, y sin que sirva de precedente, queremos hablar de la última tendencia: los bolsos de viaje.

A pesar de que personalmentre preferimos utilizar maleta, no podemos negar que el bolso de viaje ha aparecido en escena con fuerza debido a circunstancias que han ido modificando la forma de viajar.

Una nueva forma de viajar

La manera en la que entendemos el viaje va cambiando con el tiempo, los avances y las circunstancias. De la misma forma que un día las personas viajaron en caballo distancias medias, a pie distancias largas o incluso en los modernos transportes urbanos. Cada viaje tiene sus propias necesidades, y actualmente podemos hablar de un importante auge de las bolsas de mano.

Las prioridades y ventajas que ofrece una buena maleta se dejan a un lado cuando se busca un estilo de viaje distinto. Esta dinámica ha comenzado a aflorar cada vez en más destinos.

Las ventajas de las bolsas de viaje

Las razones de su auge no son otras que su practicidad. Las bolsas de viaje, comparativamente con las maletas, son más flexibles, compresibles, ligeras y con unas medidas fluctuantes que les otorgan la capacidad de ser cómodas aún con un poco de contenido de más.

Los viajes fugaces también tienen mucho peso en la decisión de emplear una bolsa de viaje en vez de una maleta convencional. La aparición de las lineas aereas low cost han permitido a mucha gente viajar a un coste muy asequible a cambio de unas condiciones más ajustadas, y ahí es cuando mucho jóvenes deciden renunciar a un volumen de equipaje mayor.

El formato de viaje de fin de semana o de escasa duración fomenta el prescindir de buena cantidad de equipaje. Al no llevar maleta podemos viajar sin facturar en la amplia mayoría de los casos. Debido a la adecuación de este tipo de bolsa a las características del equipaje de mano, ahorramos tiempo y conseguimos viajas de una forma más ágil.

De la misma forma, te permite facilitar el transporte en medios de transporte como tren, autobus o blablacar. Un equipaje sencillo que cabe sin problema en los portamaletas o en el maletero de cualquier vehículo sin suponer un problema.

Llenando tu bolsa de viaje

Las condiciones de la bolsa de viaje requiere dejar en tierra ciertos elementos. la mayoría de artículos rígidos se ven obligados a adaptarse a la flexibilidad de las bolsas de viaje. La cantidad de calzado también se limita, a la vez que lo hace la tecnología. el transporte de ordenadores, tablet y otros artículos electrónicos se limita y reduce. A pesar de eso, la ventaja de no facturar y disponer de nuestro equipaje siempre a mano nos da la seguridad de que nuestros dispositivos estarán siempre a salvo.

La cantidad de ropa también disminuye para adaptarla al viaje escogido. En una escapada de fin de semana, una bolsa de viaje te surte del espacio suficiente para que no te falte de nada. Incluso podemos disponer de la flexibilidad suficiente para que no se nos queden fuera unos souvenires de pequeño tamaño.

Bolsa de viaje para recorridos cortos

Muchos pensaréis en que las bolsas de viaje no son  la mejor alternativa comparada con la maleta y sus características. Es cierto que la maleta presenta unas características que ofrecen mucha comodidad. Esto incluye las ruedas del trolley que nos permiten trasladar su peso con poco esfuerzo. El asa extensible de la maleta también supone una ventaja frente a la bolsa. Sabemos que en combinación con el formato trolley, el transporte por ciudad es mucho más cómodo.

Sin embargo, la bolsa de viaje presenta características ventajosas como su peso más liviano. La falta de asas y ruedas se compensa gracias a su tirante, que les permite liberar las mano sin perder contacto con tu equipaje. Esto es ideal para lugares aglomerados como aeropuertos y ciertas estaciones de transporte público. Además, al tener una forma más flexible que la maleta, las bolsas de viaje te permiten avanzar con más agilidad cuando la situación lo requiere.

No hay excusa para perder un vuelo cuando tienes una ágil bolsa de mano. Incluso en una carrera puedes echártela al hombro rápidamente y recorrer en poco tiempo la distancia que te salve de perder un embarque.

limitaciones de la bolsa

Si bien las bolsas de viaje están en auge debido a la forma de viajar, también presentan limitaciones. La fragilidad de su estructura no las hace adecuadas para albergar objetos delicados.

También nos encontramos ante la dificultad de facturar objetos. Determinado equipaje, como una botella con licor, no puede acceder a espacios como la cabina del avión. Ha de ser facturada, y facturar una bolsa de viaje genera bastante inseguridad debido a su fragilidad.

El hecho de no disponer de la misma capacidad de una maleta también nos condiciona en gran medida el contenido de las bolsas de viaje. Los trayectos a realizar se centran en pequeñas escapadas vacacionales de estilo informal. En caso de necesitar outfits más elaborados, su utilidad se ve limitada. La maleta va a ser más útil en estos caso, y es que sigue siendo un standar de viaje muy fiable.

Al menos, siempre podemos escoger la mejor opción. Una ocasión más para viajar con la comodidad y la forma que más se acople a nuestras necesidades.