¿Qué buscar al comprar una maleta?

comprar maletas

Hay muchas maletas donde elegir ¿Pero sabes qué buscar?

Más viajas, más posibilidades tienes de que te pase algo con tu equipaje. Eso no significa para nada que no viajes tanto, sino que sepas qué elegir cada vez que sales. Puede que se te rompa una rueda en la cinta transportadora o que después de años de viajes a la playa las cremalleras acaben por quedarse petrificadas.

Por tanto, hay momentos en los que debes plantearte comprar maletas nuevas, per puede también que después de usar tanto las tuyas ya no te acuerdes de qué es lo más importante a la hora de hacerte con tu nuevo equipaje. Mide, pesa, lee comentarios de clientes. Consulta a algún amigo que trabaje en este campo, a tu familia, al compañero ese que viaja tanto en autobús y a alguien que viaje con bastante peso, como herramientas o algo así. O si no tranquilo, porque ya lo hemos hecho nosotros por ti. Si tienes preguntas acerca de cómo debe ser tu próxima maleta, nosotros tenemos las respuestas.

Las ruedas son lo primero que se rompe.

Calles en mal estado, bordillos y suciedad. Los tres grandes enemigos de las ruedas de tus maletas. Y los trabajadores del aeropuerto son sus mayores aliados.

Después de un par de años de uso cargando con equipaje pesado, las maletas sufren. Si eres de los que no les gusta las maletas trolley de cuatro ruedas porque parecen demasiado finas y fáciles de romper en la manipulación por los trabajadores del aeropuerto piensa esto: Las cuatro ruedas son una gran opción ya que pueden girar 360º para adaptarse a los cambios bruscos de dirección. Nosotros sí, las recomendamos pero si vas a cargar con equipaje pesado, mejor que elijas una maleta de dos ruedas.

Un vistazo rápido puede valer para darte cuenta de que todas las ruedas no son iguales. Para nada. Nuestro consejo es que pienses en el tipo de viaje que vas a hacer habitualmente antes de decidirte por dos o cuatro ruedas. Las maletas de dos ruedas son más fuertes para soportar equipaje más pesado y son un poco más fáciles de manipular sobre bordillos y terrenos difíciles porque se inclinan hacia detrás. Cuando llevas una de estas maletas con cuatro ruedas te das cuenta de que pueden ser un poco más difíciles de manejar. Además, cuantas menos ruedas tenga menos posibilidades tienes de que se rompan. Aun así, si son ruedas de calidad no tiene que pasarte nada con tus maletas. Elije la que necesites pero que sean fáciles de deslizarse por el aeropuerto, incluso si vas corriendo porque pierdes el vuelo.

Las cremalleras son lo segundo que se rompe.

Si es posible, abre y cierra todas las cremalleras de las maletas que vas a comprar y antes de cada viaje. Si están rígidas cuando están nuevas, no estés tan seguro de que vas a dejar de estarlo una vez las hayas usado. Además de la facilidad de uso ten en cuenta si tienen refuerzo que proteja las cremalleras. ¿Están protegidas? ¿De qué están hechas las cremalleras? Mientras que el metal puede parecer más robusto, las nuevas maletas que se fabrican elijen las cremalleras de nylon que son más resistentes tanto al clima como al estiramiento.

Otra historia son las lengüetas de las cremalleras. Estas deben ser de metal y muy resistentes, porque no quieres quedarte con ellas en la mano y sin poder abrir el bolsillo.

Más grande no siempre es mejor.

¿Qué vas a hacer con una maleta en la que te cabe toda tu ropa de invierno? A no ser que vayas a hacer viajes muy largos o con necesidades especiales no sueles necesitar maletas muy grandes. Es mejor que hagas un ejercicio de síntesis y ahorres dinero en todos los sentidos. Además de que las maletas tan grandes superan el tamaño permitido en los aeropuertos es probable que te pases también del límite de peso antes de llenarla de todo. Mientras que pueden pasarte por alto el exceso de tamaño por las ruedas, nunca te vas a perdonas el exceso de peso.

Más ligera no siempre es mejor.

Si eres de los que llevan peso en la maleta es fácil que intentes buscar una maleta ligera para que el conjunto no sea una tonelada. Sin embargo puede que no sea la mejor opción. Las maletas suelen ser muy ligeras, pero si la maleta se cae de la cinta, o se lleva golpes en las esquinas es fácil que deje marca, y no es lo que quieres porque también es fácil que sufra el interior. Hay veces (siempre según dónde vayas a viajar habitualmente, cuándo y cómo) que es mejor comprar maletas pesadas que no necesitan ser reemplazados tan rápidamente.

Aquí tienes cuatro grandes aspectos que te ayudarán mucho a la hora de comprar una maleta nueva.

No Comments Yet.

Leave a Reply

Message