Subasta de maletas perdidas

subasta de maletas perdidas

En el sur de Londres, los subastadores de la famosa Greasby venden unas 2,400 maletas al año que han quedado huérfanas en alguna sala de llegada del aeropuerto de Heatrow. Si los propietarios originales no pueden ser localizados o no se presentan para reclamar su equipaje, se ponen a la venta en alguna de estas subastas. Y no es la única casa de subastas que se dedica a este “rentable” negocio de vender maletas perdidas.

Estas subastas de Greasby tienen lugar cada dos semanas, y las maletas suelen estar llenas de ropa-limpia y sucia- y puedes encontrarlas por menos de 8 £. Pero hay un pequeño inconveniente: No sabes lo que hay en la maleta hasta que has pagado por ella, Algo que hace el juego un poco más interesante.

Puede parecer moralmente incorrecto hacer dinero a causa de las desapariciones de los demás y más cuando sabemos que en una maleta viajan nuestros objetos más cercanos, esos de los que no podemos prescindir. Es como que subasten una pequeña parte de tu vida personal, aun así la subasta de equipaje perdido, así como la de muebles y electrodomésticos requisados por agentes en hogares y empresas en quiebra es legal, en la parte moral no entramos.

La gente se gana la vida vendiendo las cosas que se encuentran en las maletas de Greasby, lo que podía explicar este tipo de programas de la tele como cazadores de subastas y cosas así son tan populares hoy en día.
Pero moralidad aparte, ¿Es posible encontrar un chollazo en una maleta perdida? Hoy traducimos la experiencia de alguien que viajó a Greasby a una de estas subastas.

Siendo optimista pienso en los viajeros ricos con bolsas de viaje de diseño, como la perfectísima Victoria Beckham es conocida por haber perdido su equipaje en más de una ocasión. Nosotros estaríamos encantados de hacernos con una de esas maletas.

Pero conociendo mi suerte voy a acabar con una maleta de todo menos de Armani, quizá cacemos una “Primari”, la versión super descuento del primark. Otra cosa, las maletas son revisadas para sacar los verdaderos tesoros antes de sacarlas a subasta.
Christine, la mujer que guía las subastas de la familia desde hace 40 años dice “Todas las bolsas y equipajes se abren y se clasifican antes de ser subastadas, así que cualquier cosa de valor significativo como aparatos electrónicos y joyas se vende por separado.

Ahora además, la tecnología moderna de aeropuertos y también de sistemas de rastreo de equipajes permite localizar las maletas más fácilmente que antaño, por eso cada vez reciben menos bienes para subastar. La subasta comienza puntualmente a las 9,30 y es conveniente llegar un poco antes para realizar el registro y el pago reembolsable de 100 £, con eso, tienes tu número de pujador.

Allí, entre otros muchos objetos cualesquiera se encuentra una pila de maletas que han causado un dolor indecible a sus dueños se apilan hasta el techo esperando ser subastadas.
Cuando se trata de subastas parece que el que madruga gana, ya que el día anterior realizan una pre-subasta para que conozcas el género. Si llegas tarde lo único que puedes hacer es echarles un ojo y decidir por cuál vas a apostar según te parezca. Los habituales siempre recomiendan venir a la pre-subasta.

Cuando empieza la subasta la gente empieza a prestar atención, y una palabra de advertencia para los cazadores de gangas, las condiciones de la venta de bienes no se aplican a las subastas, por lo que no tienes los mismos derechos, como garantía o devolución. Las cosas empiezan a relajarse y la autora original de este artículo empieza a pensar que tiene un don para esto.

“Siempre tienes que tener claro cuánto quieres gastar antes de hacer la subasta, porque es fácil olvidar que tienes que añadir un 20% al precio final para la comisión de los subastadores y el IVA”, dice uno de los asiduos. No se puede negar que es un ejercicio divertido, solo pensar qué puede haber en la maleta lo hace todo más divertido que si sabes que solo hay una toalla, crema para el sol y chanclas que no son de tu talla. Después de una hora y media nuestro protagonista se ha comprado dos maletas por 56£.

Ahora toca esperar a que termine la subasta cuatro horas después para poder saber lo que hay dentro, pero ya queda poco para verlo. Al abrir la primera de las dos lo primero que golpea al recién convertido en subastador es el olor a humedad, pero aun así se encuentra que dentro hay 40 bufandas de mujer, tres de las cuales se hubiera comprado ella misma, así que por ahora es una buena adquisición por 14£.

La segunda que es la grande y cuanta con “ropa de mujer” en el catálogo, no es tan productiva. El propietario original que claramente tiene gustos muy diferentes. Parece que este lote es un fracaso y una pérdida de 32£. Parece que las subastas de maletas son basura o tesoro. A juzgar por los resultados se queda con la primera. Otras subastas de este tipo venden el equipaje perdido de Heatrow, Gatwick y Luton.

Artículo original en inglés: http://www.thisismoney.co.uk/money/bills/article-3215256/I-buy-bought-resell-profit-Bag-Posh-bargain-lost-luggage.html

2 Comments to “Subasta de maletas perdidas”

  1. Ciprian gherman dice:

    Quero acudir la un subasta de maletas

Leave a Reply

Message